La Cámara de Compañías Aéreas en Argentina (Jurca) pidió este jueves al Gobierno que revea las restricciones impuestas al ingreso de pasajeros al país, en medio de una fuerte segunda ola de COVID-19, y advirtió que por la incertidumbre más empresas evalúan suspender sus actividades, según informó Reuters.

Jurca solicitó mediante un comunicado de prensa una reunión con el jefe de Gabinete del presidente Alberto Fernández o con algún otro funcionario que designen para analizar la forma de poder repatriar a los argentinos que se encuentran en el exterior, la eliminación del cupo de ingreso y la ampliación de los testeos a los pasajeros en los aeropuertos, entre otras medidas.

Argentina dispuso a fines de junio un cupo de 600 pasajeros por día para el ingreso al país en vuelos o por barco, desde un cupo anterior de 2.000 personas, en un intento por evitar o demorar la llegada de la variante Delta del COVID-19.

A fines de la semana pasada el Gobierno amplió a 700 el cupo diario y estableció un cronograma gradual de aumento de ingresos al país, una medida que Jurca considera insuficiente.

«A la fecha ya se han retirado de nuestro país cuatro líneas aéreas y hoy suman nueve las que han suspendido sus operaciones por los cierres de frontera», explicó la cámara que agrupa a más del 90% de las aerolíneas nacionales y extranjeras de transporte de pasajeros y carga que operan desde y hacia Argentina.

«Debido a la falta de previsibilidad y de planificación, otros asociados están analizando que, de mantenerse las condiciones de operatividad actuales, deberían definir la suspensión de su actividad en nuestro país», advirtió.

Argentina superó el miércoles las 100.000 muertes por coronavirus y registró más de 4,7 millones de contagios desde el inicio de la pandemia. Fernández logró acelerar en las últimas semanas el proceso de vacunación, que fue inicialmente criticado por la falta de vacunas.

El Gobierno busca acelerar la vacunación con la segunda dosis ante la llegada de la variante Delta que forzó a muchos países del mundo a aumentar sus restricciones.

«La forma en que se está aplicando e informando las restricciones afecta negativamente tanto a la eficiencia como la sustentabilidad de las operaciones en nuestro país», sostuvo la cámara en el comunicado.

De acuerdo a datos oficiales, hasta el miércoles se aplicaron 25.618.909 dosis en todo el país. De ese total, hay 20.509.495 personas inoculadas con la primera dosis, y 5.109.414 recibieron las dos dosis.

Compartir