Al inaugurar  el puente sobre el río Acaray en el departamento del Alto Paraná, el presidente Mario Abdo Benítez resaltó que las obras encaradas por el Gobierno apuntan a generar un alto impacto económico y mejorar las condiciones de vida de la población. En este contexto aseguró que el Ejecutivo seguirá impulsando las obras estratégicas proyectadas a nivel país.

El jefe de Estado dijo que el Gobierno invierte en el Alto Paraná unos 600 millones de dólares en diferentes áreas y que se seguirá apuntando a obras que generen impacto económico de la población. Citó las iniciativas en proceso como los puentes con la República Federativa del Brasil, así como el que conectará Asunción con Chaco’i, al igual que otras obras públicas para la conexión vial en diferentes puntos y que forman parte de una estrategia país que impulsa el Ejecutivo Nacional.

“Tenemos límites presupuestarios, la Ley de Responsabilidad Fiscal, la economía debe crecer para tener capacidad de pago y tenemos que ser responsables como somos en nuestra economía, pero vamos a seguir invirtiendo”, apuntó.

También hizo mención a la histórica colocación de bonos en el mercado internacional. “La semana pasada colocamos 450 millones de dólares, un país sin grado de inversión como es Paraguay a 4,43 por ciento, el mundo lo felicitó y reconoció, eso es porque somos atractivos aunque algunos no quieran ver porque la crítica es necesaria para la construcción de una democracia dinámica”, significó.

Récord de ejecución en binacional 

Por otro lado, el mandatario indicó que este año se ha tenido un récord en la ejecución presupuestaria de la Itaipú Binacional. “Significa que todo lo que estuvo disponible para el pueblo paraguayo impactó directamente en obras de progreso, compras de medicamentos, asistencia a las diferentes comunidades para beneficio de nuestro pueblo”,  expresó.

También enfatizó en la gestión del ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens, que ha tenido la mayor ejecución presupuestaria a pesar de la situación climática que se registró el año pasado. “Estos son hechos que nos permiten tener confianza hacia este año que comienza que con la bendición de Dios estamos teniendo buen clima”, refirió el gobernante.

Recalcó que las previsiones señalan un buen año para los diferentes sectores productivos lo cual genera una gran esperanza. Dijo que se habla de 11 millones de toneladas de cosecha de soja, con un promedio de productividad de 3 mil kilos por hectáreas. “Esto nos anima a pensar y a soñar en un gran año”, expresó.

Conectividad para el desarrollo

El titular del Poder Ejecutivo acentuó que las obras públicas son muy necesarias para acompañar el desarrollo de las distintas regiones del país. “La única manera que Paraguay va a cambiar la velocidad de su desarrollo es través de la conectividad  y mediante la producción a precios competitivos para vender al mundo, por eso la importancia de estas inversiones”, sostuvo.

Dijo que hay que tener en cuenta que Paraguay de no producir granos, hoy está en 4° lugar en cuanto a exportación de soja en el mundo, y octavo en exportación de carne. “El siguiente paso es la industrialización de la materia prima para darle valor agregado a lo que produce Paraguay” puntualizó.

Nuestro país resulta atractivo para las inversiones, tanto nacionales como extranjeras, porque cuenta con ventajas comparativas, baja presión tributaria, tributo competitivo, energía barata, recursos humanos, tierra productiva y seguridad jurídica, según técnicos del Gobierno.

Sociedad sana como herencia

Durante su discurso, el presidente Abdo Benítez  reiteró que su Gobierno seguirá luchando con más fuerza contra los grupos criminales, y que su meta es dejar una sociedad sana para las nuevas generaciones. “Ellos saben que tienen un presidente que no permitirá que se siga destruyendo el tejido social de los jóvenes”, señaló.

Al mencionar los logros en la lucha contra el crimen organizado desde el inicio de su gestión, habló del récord en incautación de drogas y la expulsión del país de más de 200 personas vinculadas a las organizaciones criminales. “Tenemos récord de incautación de marihuana y cocaína en la historia del Paraguay y de la gente del crimen organizado que hemos expulsado y que estaban disfrutando de la impunidad en el Paraguay”, refirió.

Compartir