El choque entre Italia y Bruselas por el déficit castiga a las bolsas europeas. El Mib italiano ha llegado dejarse un 1,8% y la prima de riesgo ya toca los 300 puntos básicos. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, intenta que no se desate el pánico afirmando que el euro es “irrenunciable” para Italia. El Ibex 35 ha estado castigado durante toda la sesión por la banca y su exposición a la deuda soberana, y en particular a la Italiana. Pero ha sido Inditex quien ha desterrado cualquier oportunidad de mejora al dejarse un 1,08% en 9.305,5 puntos. El selectivo se ha movido entre un mínimo de 9.285 puntos y un máximo de 9.356 puntos. El volumen de negocio de la bolsa española asciende a 3.000 millones, publicó este martes El Economista.es.

Ha llegado el momento temido por los inversores: el pulso entre el Gobierno italiano y la Comisión Europea. El ministro de Finanzas italiano, Giovanni Tria, tuvo su primer encuentro tras anunciar un déficit del 2,4% para 2019 saltándose los objetivos de Bruselas, muy por encima de lo previsto, con el vicepresidente de la Comisión Valdis Dombrovskis, y con el comisario económico Pierre Moscovici antes del Eurogrupo en Luxembrugo.

Hasta el 15 de octubre Italia tiene tiempo para modificar sus planes presupuestarios o convencer a sus socios del incremento del gasto y evitar la devolución de las cuentas. Pero el mercado no ha esperado tanto para cargar contra la deuda italiana. La rentabilidad del bono italiano ha alcanzado el 3,4% en máximos de abril de 2014 y la prima de riesgo ha rozado los 300 puntos básicos. La bolsa italiana ha llegado a descender un máximo del 1,8% durante la mañana.

Las declaraciones por parte de Italia han ido a subiendo en intensidad a lo largo de la mañana. Salvini ha amenazado con denunciar a Bruselas y se ha vuelto a deslizar la idea de que Italia vuelva a su moneda. La situación se ha tranquilizado algo gracias a que el primer ministro, Giuseppe Conte, ha salido al paso diciendo que el euro es “irrenunciable” para Italia y ha emplazado a pedir respeto a las instituciones europeas. Al cierre el Mib solo ha cedido un 0,2% y el Ibex 35 ha quedado como la peor plaza del Viejo Continente. El Cac 40 francés ha perdido un 0,71%, el Dax alemán y el PSI-20 de Lisboa, alrededor de un 0,40%, y el Ftse 100 británico, un 0,28%.
Compartir