El petróleo vive en una montaña rusa desde que ha comenzado la semana. Tras las subidas de ayer lunes, de alrededor del 14%, hoy los futuros de petróleo caen un 6% tras desvelarse que Arabia Saudí podría recuperar gran parte de la producción antes de lo previsto (cuestión de días). Además, Abdulaziz bin Salman, ministro de Energía, ha asegurado que a finales de septiembre se habrá recuperado el nivel normal de producción. Esta fuerte caída llega después del rally que registró este lunes por los ataques a instalaciones petroleras saudíes y que llevaron a los precios del crudo a registrar su mayor alza en tres décadas, publicó hoy El Economista.

El crudo del mar del Norte cotizaba en el International Exchange Futures a 65 dólaresr. Por su parte el West Texas, de referencia en EEUU, se sitúa en los 59,3 dólares, con un retroceso del entorno del 5,3%. La caída de hoy se debe a información que ha publicado la agencia Reuters en la que se asegura que Riad está cerca de recuperar el 70% del bombeo que quedó interrumpido durante el fin de semana tras el ataque. Esto quiere decir que el reino podría incrementar pronto en 4 millones de barriles al día su producción, mientras que los otros 1,7 millones de barriles se irán recuperando poco a poco en el próximo mes. A esto se suma la afirmación del ministro de Energía sobre la recuperación total que tendrá lugar a finales de septiembre.

Los ataques con drones, de los que se responsabilizaron los hutíes del Yemen, el sábado redujeron la producción de Arabia Saudí en cerca de 5,7 millones de barriles diarios, lo que representa en torno al 5% del bombeo global.

Tras los ataques al corazón de la industria petrolera de Arabia Saudí, el oro negro llegó a subir ayer de madrugada casi un 20% en la cotización electrónica, lo que llevó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a autorizar la liberación de reservas de petróleo de su país, para, si fuera necesario, garantizar el suministro mundial.

Además, en un tuit el presidente aseguró que EEUU no necesita ni petróleo ni gas de Oriente Medio. “Somos un exportador neto de energía”, escribió Trump en su cuenta de Twitter. “Somos el Productor número uno de energía en el mundo”, “ayudaremos a nuestros aliados”, agregó.

Compartir