Tal como sucedió con el crecimiento del nivel de actividad económica, la creación de nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos superó todas las expectativas en abril y le permitió a Trump alcanzar el menor índice de desempleo en 50 años, según una publicación del portal digital lapoliticaonline.com.

La tasa se redujo del 3,8% al 3,6% -nivel considerado de “pleno empleo” por los economistas- y refleja los inéditos logros macroeconómicos de la administración republicana, que a pesar de las tendencias recesivas en el mundo , sigue mostrando altísimos niveles de crecimiento.

De hecho, desde los últimos meses del 2018 había serios indicios que hacían prever una desaceleración económica en Estados Unidos, pero inmediatamente Trump le exigió al titular de la Reserva Federal (Fed) Jerome Powell frenar su política contractiva de suba de tasas de interés. La economía de Estados Unidos supera todas las expectativas y crece un 3,2%.

A partir de allí, se revirtió el sendero proyectado y el PBI avanzó un 3,2% en el primer trimestre del año cuando todos los analistas esperaban un alza de entre el 2% y el 2,3%. Esto fue clave para reimpulsar la creación de empleo y llegar a este nuevo récord que rompe la propia marca que se había alcanzado en septiembre del 2018 cuando el desempleo había llegado al 3,7%.

Los excelentes resultados económicos se suman al muy buen momento político que atraviesa Trump de cara a su campaña por la reelección luego de que el reporte del investigador especial Robert Mueller llegara a la conclusión tras dos años de plena investigación que no hubo colusión entre Trump y los rusos para ganar la elección, una conclusión que fue un mazazo para los demócratas que se habían entusiasmado con la posibilidad de destituirlo.

Los rubros más dinámicos del mercado de trabajo en abril fueron el sector de servicios empresariales con una creación de 76.000 vacantes, la construcción (33.000 empleos), salud (27.000) y actividades financieras (12.000). A su vez, los salarios marcaron una suba interanual del 3,2%, muy superior a la inflación de 1,9% registrada en el mismo período, lo que emerge como otro de los motores de la fuerte demanda interna.

Compartir