Las bolsas europeas abrieron la sesión con un rebote superior del 1% tras el revolcón de ayer. Pero los ánimos renovados por el cierre alcista de Wall Street se va disolviendo ya que los futuros estadounidenses anticipan otra jornada de fuerte caídas en EEUU. El Ibex 35 es incapaz de consolidar las subidas por encima de los 9.900 puntos. A pesar de los avances, los expertos alertan de que los episodios de alta volatilidad en el corto plazo aún puede darse en el mercado, según El Economista.

El mercado europeo corta una racha de cuatro jornadas a la baja que ha llevado al Ibex 35 a acumular una caída del 6%. Las sacudidas de la renta variable deja muchas dudas entre los inversores. La gran pregunta es si la corrección supone un cambio de tendencia o una limpieza para seguir subiendo.

Peter Cardillo, economista jefe del First Standard Bank de Nueva York, pronostica que el mercado ha buscado un suelo y predice un rebote hasta los niveles máximos anteriores. Pero está abierta la eterna lucha entre alcistas contra los bajistas.

“Los fuertes resultados empresariales en EEUU junto con los recortes fiscales de Trump podrían soportar al final las valoraciones de mercado, por contra, pesa que el mercado se ha dilatado demasiado en un contexto de mayores rentabilidades de los bonos según los bancos centrales van retirando paulatinamente sus políticas de liquidez de la última década”, subraya de Ramon Morell de ETX Capital.

Para muchos expertos la últimas caídas suponen “una lógica y sana toma de beneficios tras un inicio de año que estaba siendo excesivamente rápido en las subidas, lo que había llevado las valoraciones a niveles exigentes”, explican desde Renta 4.

El fondo del mercado no ha cambiado. La evolución macro y empresarial son buenas lo que provocada dudas sobre si la retirada de estímulos de los bancos centrales será antes de lo pensado. Detrás de las turbulencias está la subida de la rentabilidad de los bonos soberanos. “Si se evita se mantendrá el escenario positivo”, apuntan desde Renta 4.

La volatilidad promete otro día movido en las bolsas mundiales. Los futuros de EEUU vienen con caídas en los principales índices que se acercan al 1% motivo por el cual las bolsas europeas están frenando el avance.

Niveles clave

El Ibex 35 ha iniciado la jornada por encima de de los 9.900 puntos, pero no ha pasado ni media hora para que los volviera a perder. Ayer el selectivo probó los 9.700 puntos, “zona que debe conseguir frenar las caídas y desde ahí el selectivo español es probable que intente sentar las bases de un giro alcista importante”, explica Joan Cabrero, analista técnico de Ecotrader.

“En caso contrario, si no consigue revolverse al alza desde la base de este canal, mucho nos tememos que podríamos ver caídas hacia los 9.380 puntos e incluso los 9.000 puntos, aunque es el escenario que le damos menos probabilidades mientras de forma general los índices europeos no pierdan los mínimos que marcaron el pasado mes de agosto, tales como son los 5.000 del Cac francés y los 11.870 del Dax alemán”, indica el experto.

Al margen del aspecto técnico de los índices, los inversores cuentan hoy con los resultados anuales de Gas Natural Fenosa y Abertis. La gasista alcanzó un beneficio neto de 1.360 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 1% respecto al año anterior, cifra que cumple con el objetivo previsto por la compañía en su Plan Estratégico.

Abertis, por su parte, ganó 897 millones de euros en 2017, un 13% más que el año anterior, y obtuvo unos ingresos que, por primera vez en la historia, superaron los 5.000 millones de euros, un 13% más.

Saeta también centra las atenciones después de que ACS y el fondo GIP acordasen vender la compañía de energías renovables, en la que suman una participación del 48,22%, a Brookfield a través de una OPA que se lanzará sobre el 100% de la compañía, valorada en un total de 995,23 millones de euros.

Compartir